Eterno Olave

Ya nadie defenderá los colores como él. Ya nadie sacrificará y entregará tanto por la celeste.




Pasarán muchos años para que alguien sienta en sus fibras lo que es jugar verdaderamente "a lo Belgrano". Ya nadie se atreverá a decir tantas verdades -dentro y fuera de la cancha- como él. Ya nadie estará dispuesto a reinventarse continuamente por y para Belgrano. Ya nadie peleará a todas -y a todos- como si fueran la última. 

Resultará extraño no verlo en el arco. Los tres postes ya no estarán tan bien resguardados. Muy pocos podrán alzar las banderas de nuestra identidad como él. Hoy Alberdi pierde a uno de sus más prodigiosos guerreros, pero suma una leyenda más.

¡Eternamente gracias, Juanca!