Lema, orgulloso de vestir la camiseta celeste

Victoria de Belgrano en La Paternal

Méndez: "En el Kempes no lo ganábamos"

Belgrano venció en la vuelta a Alberdi

Con lo justo, Belgrano venció a Defensores

18 de diciembre de 2016

Así fue la despedida de Olave

El último partido de Olave no pudo ser con victoria, pero sí con una alta emotividad. El repaso de la despedida del Juanca en las siguientes líneas.

Foto: ole.com.ar



Desde hoy en adelante, ningún 18 de diciembre podrá ser una fecha más para los hinchas de Belgrano. Cada vez que el calendario marque dicha jornada, se recordará la despedida del último ídolo celeste.

Antes de comenzar el encuentro ante el Canalla, los momentos emotivos comenzaron a matizar la tarde. En la previa del partido, la dirigencia pirata entregó al portero una placa con la inscripción "Eterno guardián del arco pirata", plasmando en una leyenda lo que Olave sgnifica para la historia del club.

Fiel a su estilo, y con el partido ya en marcha, el Juanca no paró de dar indicaciones a sus compañeros. En cada intervención suya, la hinchada no dudó en aplaudirlo y reconocer su accionar.

Ni hablar del minuto 25 de juego, momento en el que "el uno" salió jugando con los pies, haciendo delirar a las más de 50 mil personas que coparon el Mario Kempes.

Seguidamente, a los 27, Central consiguió su primer tanto de la tarde como consecuencia de un desacople de la zaga central, sin responsabilidad alguna para el eterno arquero.

Tras el descanso, Olave se ubicó en el arco que da a la Popular Artime. En su camino hacia la cabecera, la hinchada lo reconoció con una canción especialmente dedicada a él. A partir de ahí, la emoción hizo que el Juanca se quebrara sin poder disimular sus lágrimas.

Arribando al minuto 24 del segundo tiempo, se produjo otro momento clave de la tarde: durante varios minutos, Olave recibió un emotiva ovación, recordando aquel penal que contuvo en el histórico ascenso ante River en el año 2011. Instante después, Central señaló el 2-0 a su favor después de un mal retroceso defensivo del equipo.

El cierre del encuentro encontró un resquicio para que Olave se animara y le "robara" un tiro libre a sus compañeros para terminar de cerrar su último partido en Belgrano.

Luego del pitazo final, el ídolo recibió el sentido saludo de todos sus compañeros, y lo más importante: la ovación y el reconocimiento de los  hinchas que nunca lo olvidarán.

Foto: ole.com.ar





¡Eternamente gracias, Juanca!