¡200 veces gracias, Ruso!

Foto: Télam

Ante River, Ricardo Zielinski cumplió 200 partidos como director técnico de Belgrano, marcando una cifra sin precedentes en la historia del club.

Cuando el Ruso arribó allá por diciembre de 2010, el Pirata se encontraba en una situación deportiva bastante intrincada. Ubicado cerca de la última colocación y bastante lejos de la zona de ascenso, la incertidumbre y la impaciencia de los hinchas era moneda corriente en aquellos días.

Con una pretemporada por desarrollarse y la posibilidad de rearmar el plantel a su criterio, el Ruso arrancó el 2011 a puro trabajo.

Hasta que el 5 de febrero de dicho año, se produjo el debut oficial de Zielinski como DT de Belgrano, en un partido que el Celeste igualó con San Martín de San Juan por 1 a 1.

Con algunos vaivenes en el inicio de su trayecto, agudizados también por la floja cosecha de puntos heredada, daba la sensación de que el Ruso no iba a poder encontrarle la mano al equipo.

Pero finalmente, Zielinski encabezó una espectacular remontada con un silencioso trabajo que catapultó al equipo al cuarto lugar de la tabla de posiciones, hecho que le permitió disputar la promoción con River.

Un ascenso épico, la consolidación en primera, la clasificación a las copas y las muy buenas campañas construidas desde la austeridad, vienen siendo el auspicioso saldo que ha arrojado la gestión técnica de Zielinski al frente de la conducción deportiva del primer equipo.

Por su capacidad, por su humildad y por haberse enamorado del club más popular de Córdoba, ¡200 veces gracias, Ruso!