Méndez, preocupado por los refuerzos

Belgrano goleó a Colón en su último amistoso

Sequeira firmó con Belgrano

Lema: "Quiero revertir la situación"

El Pirata venció a la Lepra

5 de agosto de 2012

Las claves del triunfo de Belgrano sobre River

06-08-2012 | El "Pirata" venció al "Millonario" por 2 a 1 de manera heroica y se trajo tres puntos desde Núñez. A continuación BelgranoQuerido te cuenta cuáles fueron las claves del partido.

Con la marca del "Ruso"

El nuevo equipo que Belgrano mostró en el comienzo de la temporada 2012-2013 ante River tuvo lo que, a esta altura, ya es una marca registrada de su entrenador, Ricardo Zielinski: rudeza al marcar, vocación defensiva y velocidad a la hora de contraatacar. Pese a que la formación inicial contó con nuevos jugadores, el funcionamiento y la idea general no se alteraron, motivo por el cual el concepto fue el mismo con el que Belgrano consiguió ascender y mantener la categoría. 

Una defensa nueva

Una de las principales incógnitas de cara al debut era conocer de qué manera funcionaría la última línea celeste, teniendo en cuenta las ausencias de Hernán Grana, Claudio Pérez y Luciano Lollo. Como se pudo apreciar en el partido, la defensa pirata cumplió un muy buen trabajo, más aún si se tiene en cuenta la calidad de los atacantes riverplatenses. En la zaga, Gastón Turus y Sergio Rodríguez lucieron muy firmes y concentrados para contener a Trezeguet y Funes Mori. Quizás, donde mayores sobresaltos sufrió la última línea fue en el lateral derecho ya que Pier Barrios mostró algunos inconvenientes para tomar a Lanzini. En la banda opuesta, Juan Quiroga tuvo que "bailar con las más fea" -marcar a Ocampos- y, a fuerza de entrega e inteligencia, redondeó un destacado trabajo.

Flexible

Con el ingreso de César Carranza en reemplazo del lesionado Victor Aquino, el dibujo táctico de Belgrano mostró mayor flexibilidad. En varios pasajes del partido y con el ex Lanús en cancha, Ricardo Zielinski modificó el esquema y ordenó un 4-1-4-1 que le permitió al "Celeste" trabar el juego en la mitad y complicar la elaboración de River. Dicho sistema mostró a Esteban González como volante retrasado, Guillermo Farré y Martín Zapata, algunos metros más adelante, y Carranza y Jorge Velázquez por las bandas. Con este entramado en la mitad, el "Pirata" armó el escenario que mayor comodidad le otorga y, de esa manera, maniató a River.

Reforzado

El trabajo que llevaron a cabo los nuevos refuerzos que Belgrano puso en cancha fue muy positivo. En el fondo, el uruguayo Sergio Rodríguez despejó todo lo que River tiró al área y fue muy solvente para tomar a los delanteros millonarios. En la mitad, Martín Zapata, que alternó por el carril central y la franja derecha, fue uno de los pilares sobre los que se sostuvo el juego de Belgrano en el medio y, además, tuvo participación directa en el segundo gol celeste. En la banda izquierda, Jorge Velázquez mostró mucho ida y vuelta y tuvo un destacado aporte en materia defensiva y ofensiva. Por último, César Carranza fue el mejor jugador de la jornada ya que convirtió un golazo de antología y también porque sacó a relucir un destacado repertorio para adaptarse sin atenuantes a las variantes tácticas que ordenó Zielinski a lo largo del partido. No hay que dejar de lado la intervención de Juan Martín sobre el final, quien no tuvo inconvenientes a la hora de colocarse el buzo de arquero para reemplazar a Olave y hacerse cargo de tamaña responsabilidad.

Sólo un par de sustos

En los últimos 15 minutos del encuentro, Belgrano sufrió varios sobresaltos. Primero porque, con mucha fortuna a favor de River, un tiro libre ejecutado por Lanzini se desvió en la barrera y se metió en el segundo palo del arco defendido por Olave. En segundo término, porque a cinco del final, el árbitro Germán Delfino sancionó un penal inexistente por una supuesta infracción del propio Olave sobre Aguirre. En tercer lugar, porque tras la jugada anteriormente mencionada, "Juanca" se desvaneció y estuvo tendido en el suelo por cerca de cinco minutos. En cuarto lugar, porque una vez que Funes Mori ejecutó el penal por encima del travesaño, Olave festejó de manera desmedida y recibió la tarjeta roja. Por último, y en quinto término, porque al haber agotado todas sus variantes, el "Celeste" se quedó sin arquero y el delantero Juan Martín debió calzarse el buzo de Olave y defender la valla. Para suerte de Belgrano,  las situaciones cronicadas no imposibilitaron que la "B" se retirara de Núñez con una victoria que, a juzgar por la historia reciente, tiene un sabor demasiado especial.

Foto: Ole.com.ar