Belgrano igualó con Talleres en Alberdi

Eliminación ante Atlanta

Empató Belgrano en Tucumán

Sin goles en Alberdi

Lema, orgulloso de vestir la camiseta celeste

22 de abril de 2012

Las claves del empate entre Belgrano y Boca

23-04-2012 | El "Pirata" igualó con el "Xeneize" por 1 a 1 en el marco de la fecha 11 del Torneo Clausura 2012. A continuación, BelgranoQuerido te cuenta cuáles fueron las claves del partido.

Sólido

A lo largo de los 90 minutos el "Celeste" mostró mucha solidéz en materia defensiva, lo cual posibilitó que el equipo conducido por Ricardo Zielinski anulara los circuitos de Boca. La presencia de Ribair Rodríguez como volante central retrasado, sumada a la labor de la línea de 4 volantes que se ubicó por delante del uruguayo, mostró mucha solvencia a la hora de contener los intentos del tándem Ledesma-Riquelme-Erviti. Además, la defensa pirata realizó un excelente trabajo sobre los delanteros boquenses que no tuvieron ningún tipo de comodidad para moverse arriba.


Sin profundidad

Así como la "B" tuvo una inquebrantable vocación defensiva, Boca manejó los hilos del juego. Igualmente, el visitante no logró plasmar la tenencia del balón en la red y tuvo muchos inconvenientes para profundizar y herir al "Pirata".


Otras soluciones

El hecho de priorizar la contención y de no tener un jugador de las características del "Picante" Pereyra en los últimos metros provocó que Belgrano se volviera un tanto predecible en materia ofensiva. De todas maneras, la buena labor de Silvera, aguantando, pivoteando y ganando en las alturas durante buena parte de los 90 minutos, le brindó soluciones al equipo sin necesidad de apelar al desequilbrio en velocidad. Hay que destacar, de hecho, que el "Pirata" logró ponerse en ventaja luego de una muy buena combinación entre el propio "Cuqui", César Mansanelli y Matías Giménez, que derivó en la apertura del marcador.


A Boca le costó

Luego del 1-0 parcial en favor de Belgrano, Boca monopolizó el balón e intentó vulnerar por las bandas el cerrojo que propuso el "Celeste". Dicha coraza, logró ser quebrantada recién en el complemento, luego de que Erviti recibiera solo en la izquierda y definiera con gran categoría sobre el primer palo de Olave. La anotación le brindó mayor tranquilidad al equipo de la rivera que, hasta ese momento, había sufrido grandes inconvenientes en su intento de desmantelar la estructura defensiva montada por Zielinski.


Conformes

Si bien ambos equipos siguieron intentando luego de la igualdad conseguida por Boca, las situaciones que hubo para un lado y otro fueron bastante aisladas. Más allá del deseo natural de quedarse con los tres puntos, tanto el "Pirata" como el "Xeneize" disminuyeron la intensidad ofensiva y no lograron alterar la paridad en el marcador. A juzgar por el trámite general del partido, el resultado final conformó a un Belgrano que mostró muchísima solidéz, y también a un Boca que siempre tuvo el control del balón.