Méndez, preocupado por los refuerzos

Belgrano goleó a Colón en su último amistoso

Sequeira firmó con Belgrano

Lema: "Quiero revertir la situación"

El Pirata venció a la Lepra

25 de marzo de 2012

Las claves del empate entre Belgrano y San Martín (SJ)

25-03-2012 | El "Celeste" y el "Verdinegro" empataron en un tanto. A continuación, BelgranoQuerido, te cuenta cuáles fueron las claves del partido.

Tímidos

El primer tiempo del cotejo mostró a dos equipos que fueron bastante mesurados a la hora de jugar. Más allá de la chance clara que el "Pirata" tuvo en los pies de Ribair Rodríguez y Matías Giménez -en los instantes iniciales- con el correr de los minutos, esa mesura se convirtió en una suerte de timidez. Durante la primera etapa, el cotejo fue un "round de estudio" en el que ambas escuadras tuvieron escasas ideas ofensivas, lo cual, a su vez, quedó evidenciado en las pocas chances de peligro que se generaron.


Lo más rescatable

Las exiguos argumentos que Belgrano mostró en cancha para intentar herir a San Martín estuvieron en las bandas. Primero, con algunas intervenciones del "Picante" Pereyra, a espaldas de Mauro Bogado, y luego, con las combinaciones de Hernán Grana y César Mansanelli, en la derecha. Dichos intentos, fueron lo más rescatable del "Celeste" en los 90 minutos, pero los mismos fueron insuficientes.


No pesó

La notable falta de ideas para vulnerar al elenco sanjuanino, se acentuó con la floja actuación de Federico Almerares. El ex delantero de River no gravitó en absoluto, nunca se entendió con Pereyra y, en consecuencia, demostró que su nivel está por debajo de lo que necesita el equipo.


Cuestionado arbitraje

La labor de Juan Pablo Pompei fue bastante controvertida ya que sus decisiones terminaron influyendo en el trámite del partido. Una mano en el área de Saavedra no cobrada, la discutible expulsión de Ribair Rodríguez, el gol mal anulado a San Martín (SJ) y la inexplicable distracción del juez previamente a la mano cometida por Claudio Pérez  formaron parte del cuerpo de  decisiones arbitrales cuestionadas que modificaron las alternativas del juego y el marcador.


Ingenuidad y coraje

Sobre el final del partido, Claudio Pérez se convirtió -sin quererlo- en uno de los principales protagonistas de la noche.  Si bien es cierto que previamente al penal cometido por el "Chiqui" hubo un agarrón sobre el propio defensor, no se puede dejar pasar el hecho de que el ex Tigre cometió un acto de total ingenuidad al tocar la pelota con la mano. Pero, para ser justos, también hay que destacar el coraje, la personalidad y el  deseo de redimirse que mostró Pérez al hacerse cargo de la ejecución de la pena máxima favorable a Belgrano.