Belgrano igualó con Talleres en Alberdi

Eliminación ante Atlanta

Empató Belgrano en Tucumán

Sin goles en Alberdi

Lema, orgulloso de vestir la camiseta celeste

16 de octubre de 2011

Las claves de Boca 0 - 0 Belgrano

17-10-2011 | El "Celeste" igualó sin goles ante Boca, en el marco de la fecha 11 del Torneo Apertura. A continuación, BelgranoQuerido te cuenta cuáles fueron las claves del encuentro.

Orden y progreso

Desde el primer minuto de juego, Belgrano asumió el rol que mejor cumple y, con mucha concentración, se dedicó a cortar todos los circuitos de Boca. Los cuatro integrantes del mediocampo celeste -Mansanelli, Rodríguez, Farré y Parodi- anularon a Riquelme, Erviti y Rivero y no permitieron las subidas de Clemente Rodríguez. Con esta fórmula basada en orden táctico, el "Celeste" contrarrestó los intentos Xeneizes -sobre todo en el primer tiempo-y logró su cometido.

Un solo camino

En el complemento, Boca comenzó a aprovechar mejor las bandas y generó varias situaciones de gol. Dicha iniciativa constituyó el único argumento que mostró el equipo de la ribera para intentar vulnerar el planteo del "Pirata".

Olave responde

Cuando el planteo defensivo de Belgrano comenzó a sufrir fisuras, Juan Carlos Olave le puso las manos al cotejo y contuvo las situaciones más claras que dispuso Boca: primero atajando un remate de media distancia ejecutado por Riquelme, luego tapándole un mano a mano  a Nicolás Blandi y, por último, contrarrestando un disparo de Chávez y su posterior rebote.

Arriba en soledad

El hecho de priorizar el juego defensivo provocó que la "B" tuviera muchos inconvenientes a la hora de llevar peligro a la valla de Orión. El equipo celeste nunca pudo generar nada por los costados, por lo que Franco Vázquez y César Pereyra estuvieron muy aislados durante casi todo el encuentro.

"Ruso" conforme

El buen partido que llevó a cabo el equipo, hizo que Ricardo Zielinski introdujera cambios recién a quince minutos del final. Claramente, el DT quedó muy conforme con el rendimiento del 11 titular y sólo acudió al banco de los relevos cuando el cansancio empezó a pesar en el físico de los jugadores.