Belgrano igualó con Talleres en Alberdi

Eliminación ante Atlanta

Empató Belgrano en Tucumán

Sin goles en Alberdi

Lema, orgulloso de vestir la camiseta celeste

30 de diciembre de 2010

Resumen 2010

Diciembre de 2010 | ESPECIAL |

Fin de año y el momento de hacer balances resulta casi ineludible. En materia deportiva, si miramos la tabla de posiciones, hoy Belgrano se encuentra ubicado en el décimosegundo peldaño de la clasificación con 21 puntos sumados en 18 encuentros disputados, muy lejos del objetivo planteado. Pero esto es sólo una parte de la "realidad 2010" que le tocó vivir al "Pirata" ya que muchas cosas pasaron desde enero pasado hasta el día de la fecha. A continuación, un repaso de lo que fue este año para nuestra amada institución de barrio Alberdi.

Para comenzar a describir lo que fue este período de doce meses, debemos recordar que Belgrano venía de finalizar el 2009 con una gran levantada futbolística  -tres victorias consecutivas- de la mano de Jorge Guyón. El "Jabalí", que había reemplazado a Daniel Primo, comenzaba el 2010 con la misma base de jugadores del año anterior, a la que se le sumaban las incorporaciones del defensor Gabriel Ramón, el volante Martín Andrizzi y el delantero Osvaldo Miranda.

En la previa, la mayoría de los hinchas -por no decir todos- confiaban en el equipo pero, por sobre todo, en la mano de Jorge Guyón que, con sus ideas simples, había logrado una buena remontada al finalizar el 2009.

La competencia futbolística oficial de Belgrano comenzó el 29 de enero. En aquella jornada el "Celeste" recibía al siempre candidato Atlético Rafaela en Alberdi y lograba imponerse por 1 a 0 con gol de Pablo Chavarría. Hay que destacar que el equipo titular que la "B" presentó aquella noche fue el que más réditos le dio al entrenador y, en consecuencia, el que más veces se vio en cancha desde el arranque.

Dicha formación -que estaba integrada por Olave; Pautasso, Lollo, Turus y Barrios; Aldecoa, Mahecha, Farré y Maldonado; Pereyra y Chavarría- consiguió buenos resultados y además mostró pasajes de muy buen juego a lo largo de la primera mitad de año.

Luego, las lesiones le jugaron una mala pasada al plantel (sobre todo a Mariano Aldecoa y Juan Carlos Maldonado) y hubo una serie de partidos en los que el "Pirata" terminó resignando algunos puntos.

El gran rendimiento general no le alcanzó a este equipo y Belgrano finalizó en la sexta colocación de la tabla con 57 puntos cosechados, a 6 de All Boys que culminó cuarto y a 14 de Olimpo que se coronó campeón.

La temporada 2009-2010 finalizaba en el mes de mayo debido al Mundial de fútbol que se disputaría en Sudáfrica y la sensación de la mayoría de los hinchas era de optimismo, pese a que no se había logrado el objetivo de ascender a la máxima categoría.

Luego del Mundial, vendría la segunda mitad de año para la "B". Jorge Guyón continuaba al frente del primer equipo y el plantel se reforzaba con Gabriel Loeschbor, Mauricio Casierra, Andrés Ríos y Mariano Campodónico. 

Pese a que Martín Pautasso, Gabriel Ramón, Pier Barrios, Pablo Alvarado, Osvaldo Miranda y Pablo Chavarría no siguieron en el club, la gerenciadora mantuvo la base, lo cual fue bastante elogiado por el grueso de hinchas ántes de comenzar al temporada 2010-2011.

Y si de transferencias hablamos no podemos dejar de citar dos casos bastante atípicos. El primero tuvo que ver con el defensor Miguel Ángel Torrén, que luego de firmar su contrato que lo ligaba a Belgrano, se presentó a entrenar una sola vez y a los pocos días desapareció literalmente de la ciudad. A raíz de ello, Córdoba Celeste decidió rescindir el vínculo con el defensor, que finalmente fichó para Argentinos Juniors.

El segundo caso atípico tuvo a Franco Vázquez como protagonista. Tras un "novelón" que lo vinculaba con varios clubes de Europa, el "Mudo" terminó arreglando con el Parma FC y cuando el propio volante ya se encontraba en tierras italianas, debió volverse a Córdoba ya que el juez Saúl Silvestre canceló la transferencia. ¿Las razones? El club parmesano no respetó las condiciones de pago que se habían acordado y el pase de Vázquez al fútbol europeo se cayó.

Luego de esto, llegó el tan ansiado comienzo de campeonato y, en la previa, las expectativas eran las mejores teniendo en cuenta la buena campaña realizada en el anterior torneo. En la primera fecha, el "Celeste" visitaba a Patronato en Paraná con el debut del juvenil Paul Ramos en el lateral derecho de la defensa.
 
Aquella jornada no fue para nada feliz ya que el "Pirata" debutó con un 2 a 0 en contra ante el elenco entrerriano y además finalizó el encuentro con tres hombres menos por las expulsiones del propio Paul Ramos, César Mansanelli y Andrés Ríos.

Este inicio de torneo fue todo un presagio de lo que sucedería futbolísticamente de allí en adelante: bajos rendimientos individuales y colectivos y falta de juego. Todo esto motivó que el DT Guyón realizara una gran cantidad de variantes -de nombres y esquema-, lo cual no arrojó resultado positivo alguno.

El "Jabalí", sin encontrar respuestas, renunció tras caer en la cuarta fecha ante Atlético Rafaela, aunque luego de una reunión con los dirigentes y algunos referentes del plantel, el DT fue persuadido y decidió continuar al frente del primer equipo.

Pese a la continuidad de Guyón, el barco pirata siguió navegando sin rumbo y el propio entrenador decidió renunciar definitivamente tras la derrota que la "B" sufrió en condición de visitante ante Chacarita, en el marco de la octava fecha. De esta manera Jorge Guyón se iba de Belgrano habiendo dirigido 27 partidos oficiales en el 2010, con 9 victorias, 12 empates y 6 derrotas.

A partir de allí Córdoba Celeste debió emprender la búsqueda de un nuevo entrenador. Y, finalmente, la decisión de la gerenciadora fue ofrecerle el cargo a Luis Ernesto Sosa, quien había asumido meses atrás como coordinador de divisiones inferiores. El "Chiche" aceptó y debutó como interino en la fecha 9 ante Independiente Rivadavia, obteniendo una contundente victoria por 3 a 0 y rompiendo con el "maleficio" de no poder imponerse ante la "Lepra" mendocina.

Dos fechas más tarde, en la previa al clásico con Instituto y luego de algunas idas y vueltas, Sosa aceptó dejar de ser interino para convertirse en el DT oficial de Belgrano, aunque el uruguayo aclaró que seguiría hasta diciembre y luego evaluaría su continuidad.

En el plano futbolístico, el "Chiche" Sosa apeló al sistema 4-3-1-2 -aunque también jugó con 4-4-2- con Juan Carlos Olave en la valla, Paul Ramos y Fernando González como laterales, Luciano Lollo y Gabriel Loeschbor -reemplazando al lesionado Turus- en la zaga, César Mansanelli, Guillermo Farré y Martín Andrizzi en el mediojuego junto a Franco Vázquez como enganche y César Pereyra y Mariano Campodónico en la delantera.

Con este 11, el uruguayo logró mejorar el nivel del equipo, aunque la "levantada" evidenciada no duró mucho. Errores defensivos y falta de volumen de juego se convirtieron nuevamente en problemas recurrentes y el DT tuvo que cambiar: probó con Casierra en lugar de González y Turus en reemplazo de Loeschbor y además hizo debutar a los juveniles Lucas Pittinari, de muy buenas actuaciones, a Lisandro Pereyra, que sólo jugó ante Atlético Tucumán y Tiro Federal y le dio su chance a Iván Etevenaux, quien dejó una imagen bastante prometedora.

Además "Chiche" decidió darle minutos en cancha a Héctor Cuevas en lugar de Mariano Campodónico, aunque éste último retomó la titularidad ante Defensa y Justicia -hizo un gol y fue expulsado- en el marco de la fecha 17.

Y justamente en la previa de esta jornada -la 17- Sosa le comunicó a  Córdoba Celeste que no continuaría como DT en el año 2011 y que sólo dirigiría hasta el partido de la última fecha ante Almirante Brown. La decisión del entrenador -que consiguió 4 victorias , 3 empates y 3 derrotas-  fue indeclinable.

Una vez finalizada la ronda de partidos pertenecientes al año 2010, Córdoba Celeste emprendió la búsqueda de un nuevo entrenador y, a mediados de diciembre, arregló con Ricardo Zielinski para suceder a Sosa en la dirección técnica. El ex entrenador de Patronato se definió como un técnico ofensivo y pidió tres refuerzos para el año que viene: un zaguero central, un lateral izquierdo y un volante central.

Hasta el día de la fecha, la gerenciadora consiguió fichar al lateral Cristian Tavio, quien procede de Atlético Tucumán.

Como se pudo apreciar en el anterior resumen, Belgrano tuvo un año bastante irregular en cuanto al aspecto deportivo se refiere: una buena primera mitad de año con altos rendimientos, pese a que no se logró el objetivo mínimo de promocionar; y una segunda mitad  bastante pobre, con bajas performances y una situación que hoy lo encuentra por debajo de la mitad de la tabla de posiciones.

En este año, el "Celeste" disputó 37 partidos oficiales en los que sumó 13 victorias, 15 empates y 9 derrotas, obteniendo un 48, 6 % de efectividad.. Un porcentaje bastante bajo si se tiene en cuenta que el objetivo es pelear por un ascenso.

Es justo aclarar también que, sobre el final de calendario, el equipo mostró una muy buena imagen con muchos pasajes de buen juego. Eso sí... si Belgrano pretende consolidar ese nivel que alcanzó en los últimos dos partidos, deberá tener como premisa pensar siempre en el arco de enfrente, priorizando la posesión pelota como en los últimos encuentros.

De más está decir que deberá existir un compromiso mancomunado de todas las partes -jugadores, dirigentes e hinchas- para que este mediocre presente se revierta en el 2011.


Clásicos

Este año, Belgrano jugó dos clásicos ante Instituto. Ambos encuentros finalizaron empatados. El primero, que se disputó el 5 de marzo en Alta Córdoba -fecha 25 de la temporada 2009-2010- con Jorge Guyón como DT pirata, finalizó 1 a 1 con anotaciones Pablo Chavarría  (B) y Silvio Romero (I).
Por su parte, el segundo cotejo, que se jugó el 16 de octubre en Alberdi -fecha 11 de la temporada 2010-2011- con Luis Sosa como entrenador celeste, terminó empatado por 2 a 2 goles de Leandro Lázaro (I), Luciano Lollo e/c, (I), César Mansanelli (B) y Mariano Campodónico -p- (B).


Situación institucional

Desde BelgranoQuerido no queremos dejar de lado la situación institucional por la que atraviesa nuestro amado club. Al respecto es digno destacar la labor de muchos hinchas que, a lo largo de este 2010 , convocaron a una serie de marchas y banderazos en el edificio de Tribunales para reclamar por la pronta aprobación de elecciones con padrones abiertos. Además, es pertinente mencionar que, en el mes de junio, y con este mismo objetivo, socios e hinchas piratas presentaron ante la justicia un petitorio con más de 7 mil firmas exigiendo la aprobación de un sufragio con padrones abiertos, como se mencionó anteriormente. Desde esta humilde página web esperamos que en el 2011 el  Club Atlético Belgrano logre la tan ansiada normalización institucional y pueda convocar a elecciones legítimas y democráticas en las que puedan participar TODOS sus hinchas y no sólo un grupo peligrosamente reducido.