Sin goles en Alberdi

Lema, orgulloso de vestir la camiseta celeste

Victoria de Belgrano en La Paternal

Méndez: "En el Kempes no lo ganábamos"

Belgrano venció en la vuelta a Alberdi

2 de mayo de 2010

Belgrano, su campaña y sus chances

Por Rafael De Julio
www.BelgranoQuerido.com.ar
02-05-2010


Tras el empate del pasado viernes ante Boca Unidos, Belgrano dejó pasar una chance vital de acercarse a los puestos de vanguardia.

Mucho es lo que se habla por estos días tras la igualdad. Algunos ven a la promoción como algo lejano e imposible, mientras que otros, los más optimistas, afirman sin titubear que "Belgrano no es para miedosos" y que las chances de llegar al objetivo siguen intactas.

Lo cierto es que las matemáticas le siguen dando oportunidades al Celeste ya que marcha séptimo en la tabla de posiciones con 52 unidades, a 5 de All Boys que se encuentra en la cuarta colocación, cuando restan 9 puntos por jugarse.

Hay que recordar que a lo largo de la temporada 2009/2010, el Pirata tuvo tres entrenadores: Omar Labruna, Daniel Primo y Jorge Guyón. Y aquí se encuentra una de las claves a la hora de analizar este presente.

La campaña de Guyón desde que asumió ha sido intachable: Con el "Jabalí" en el banco, la B ganó 10 encuentros, empató 7 y perdió 2, obteniendo el 65% de los puntos.

Así y todo, esta gran campaña por ahora no le alcanza a Belgrano para pelear arriba. Y los porqué los podemos encontrar en la primera fase del torneo.

Allá por el mes de julio del año pasado, y luego de perder la promoción ante Rosario Central, Córdoba Celeste decidió acordar con Omar Labruna para que éste siguiera en el cargo de DT, diagramara la pretemporada y eligiera los refuerzos (Pereyra, Mahecha, Móvil y Alvarado).

Pero, tras un magro arranque de torneo -1 empate y 2 derrotas- la gerenciadora decidió rescindir el contrato con el entrenador de manera prematura para luego contratar a un conocido de la casa: Daniel Primo.

De todos modos, el cambio de DT no colmó para nada las expectativas y tuvo un saldo más que negativo: 4 victorias, 2 empates y 7 derrotas.

Es decir que con Labruna primero, y luego con Primo, el Pirata disputó 16 partidos y sumó tan solo 15 unidades, obteniendo un 31% de efectividad.

Los números son contundentes. La B tuvo una pésima primera etapa e, independientemente de las filosofías de juego de cada uno de los entrenadores, el equipo nunca logró tener una identidad en el campo.

En Belgrano, y en cualquier club que pretenda pelear por grandes cosas, resignar toda una primera fase de campeonato es demasiado.

La cuestión es que hoy por hoy los números le siguen dando chances a este equipo y hasta que las matemáticas no digan basta, los hinchas seguirán con la ilusión a flor de piel.

Por lo pronto, con lesiones y suspensiones a cuestas, el Celeste deberá afrontar este martes un encuentro clave ante Deportivo Merlo en condición de visitante con la obligación de ganar sí o sí y con la necesidad de que se den otros resultados. De lo contrario, y de no suceder esto, las chances se habrán agotado y habrá que comenzar a pensar en lo que será la próxima temporada.