Sin goles en Alberdi

Lema, orgulloso de vestir la camiseta celeste

Victoria de Belgrano en La Paternal

Méndez: "En el Kempes no lo ganábamos"

Belgrano venció en la vuelta a Alberdi

7 de abril de 2009

Belgrano, un equipo enganchado

Día a Día

08-03-2009

Hace un mes, en Belgrano la frase de moda era “tener un equipo ofensivo”. Lo habían ido al técnico Dalcio Giovagnoli por ser “defensivo” y habían traído a Omar Labruna para que le imprimiera a la formación un perfil “ofensivo”. Pasaron tres partidos de gestión de Labruna y Belgrano no cambió demasiado; apenas evidenció un leve adelantamiento de sus líneas en el campo de juego. Ni tanto como para que la gente haya considerado que, en este momento, hay otro Belgrano.

Será por eso y porque el torneo está en la última curva antes de la recta final, que Omar Labruna planea un Belgrano más picante a la hora de atacar (desde la disposición de los jugadores en la cancha).

En el entrenamiento en doble turno de ayer, el DT paró un 11 con enganche y un lateral derecho casi volante para armar así un esquema con tres defensores, cuatro volantes, un enlace y dos delanteros.

Luego de su buena actuación en el segundo tiempo del 2-0 con Quilmes, Franco Vázquez tendría su chance como enganche desde el inicio en el partido con Ferro, el sábado que viene a las 18.10 (TV: Canal 7), con arbitraje de Alejandro Castro.

Martín Pautasso, en tanto, haría horas extras por el sector derecho. Ya que cuando el equipo defienda, bajará hasta quedar al lado de Gastón Turus en la línea de defensa. Pero cuando el Pirata vaya al frente, volará hacia el arco rival.

Los intérpretes. Los 11 de inicio de Belgrano en Caballito serían Juan Carlos Olave; Turus, Marcelo Berza y Diego Novaretti; Pautasso, César Mansanelli, Luciano Lollo y Guillermo Farré; Vázquez; Claudio Bustos y Pablo Chavarría.

Por supuesto que los ensayos continuarán hoy y se espera que Labruna pruebe variantes de nombres (¿tendrá una posibilidad Héctor Cuevas?) y de esquema. La última vez que el Pirata jugó con un 10 fue contra Independiente Rivadavia de Mendoza (derrota 0-3), justo el último partido de Giovagnoli como entrenador.

Ese día, en el Estadio Córdoba, el mismo Vázquez estuvo desde el inicio. Y en aquella ocasión, como en esta, venía de hacer un gran segundo tiempo en el partido anterior: le había cambiado la cara al Belgrano que le empató 2-2 sobre la hora a Los Andes, en Lomas de Zamora.
Vázquez, o el Mudo, como le dicen en el plantel celeste al volante nacido en Tanti hace 21 años, sabe que tiene una gran chance de quedarse a vivir de titular en un Belgrano que, de una vez por todas, quiere transformarse en ese “equipo ofensivo” que todos anhelaban hace algunas semanas...
____________________________________________________________________